EMC: ¿por qué es tan importante la compatibilidad electromagnética en armarios y envolventes?

EMC - Compatibilidad ElectroMagnética en armarios

Los campos eléctricos, magnéticos y electromagnéticos están en todos lados, inclusive alrededor de armarios de distribución y envolventes para sistemas eléctricos, por lo que se vuelve fundamental ejercer una óptima compatibilidad electromagnética en todos los componentes.


Sabido es que el entorno electromagnético suele ser un dolor de cabeza para quienes trabajamos en instalaciones eléctricas o de telecomunicaciones. Máxime cuando los propios aparatos generan campos electromagnéticos que pueden provocar a su vez interferencias o destrucciones del entorno.

¿Qué es la compatibilidad electromagnética?

La compatibilidad electromagnética (EMC por su sigla en inglés) es la capacidad de un aparato eléctrico de funcionar satisfactoriamente en su entorno electromagnético sin afectar negativamente a este entorno, que también puede contener otros equipos. Las altas densidades de los envolventes y las velocidades de procesamiento de señal cada vez mayores a menudo causan fallas en equipos electrónicos complejos, sistemas de medición y control, sistemas de procesamiento de datos y  transmisión y tecnología de comunicaciones. Estos problemas muchas veces son atribuibles a las influencias electromagnéticas.

La influencia electromagnética es el efecto de factores electromagnéticos en circuitos, electrodomésticos, sistemas o seres vivos. Los armarios y gabinetes electrónicos diseñados adecuadamente ayudan a reducir la interferencia electromagnética o EMI. La interferencia es un factor electromagnético que puede inducir una influencia indeseable en una instalación eléctrica (voltaje de interferencia, corriente o intensidad de campo). Las fuentes de interferencia pueden dividirse en:

  • Fuentes internas de interferencia: artificiales, es decir, inducidas técnicamente
  • Fuentes externas de interferencia: naturales, por ejemplo, rayos y descargas electrostáticas

Entre las fuentes de interferencia inducidas artificial o técnicamente, debe hacerse una distinción entre los efectos de los factores electromagnéticos creados y utilizados con fines comerciales (como transmisores de radio, radar, etc.) y los factores electromagnéticos que ocurren dentro del contexto de las operaciones o una eventual falla que no se genera a propósito (por ejemplo, descargas de chispas en los contactos del interruptor, campos magnéticos alrededor de intensas corrientes, etc). La interferencia puede tomar la forma de voltajes, corrientes, campos eléctricos, magnéticos y electromagnéticos, que pueden ocurrir de forma continua, periódica o aleatoria en forma de pulso.

Blindaje contra campos electromagnéticos comunes

Las interferencias pueden provenir tanto del entorno como de los propios aparatos (que a su vez pueden afectar al entorno). Por lo tanto, los requisitos fundamentales para conseguir la compatibilidad electromagnética, tanto en aplicaciones industriales como de uso doméstico, son los siguientes:

  • En el caso de campos parásitos que provienen del el exterior, confirmar la existencia de una resistencia definida a interferencias.
  • Para el caso de campos parásitos propios, evitar/reducir la emisión de interferencias (protección del entorno contra campos parásitos propios).

El origen o el destino de las interferencias electromagnéticas suele estar en:

  • Líneas de conexión a red
  • Líneas de señal y control
  • Módulos eléctricos o electrónicos que irradian campos electromagnéticos o que pueden ser afectados por ellos

Está demostrado que para más del 95% de las aplicaciones de un armario estándar marca Rittal el apantallamiento es suficiente para alcanzar por sí solo la compatibilidad electromagnética.

Blindaje contra campos electromagnéticos especialmente intensos

Estas interferencias suelen ser provocadas por microondas, instalaciones de electroerosión por arco y la técnica de soldadura de alta frecuencia. Para alguno de estos casos, los armarios estándar pueden no ser suficientes, por lo que recomendamos especialmente utilizar armarios EMC de Rittal, con un grado de apantallamiento elevado.

Las superficies exteriores de los armarios EMC se unen entre sí, en su mayor parte sin espacios y con capacidad de conducción eléctrica, mediante una junta especial conductora. Las superficies interiores y los bordes de estanqueidad permanecen libres de pintura. La protección anticorrosión también se logra a través del recubrimiento de aluminio-cinc del material base.

El apantallamiento es tenido en cuenta también en las superficies visuales y de climatización, como los cristales, rejillas y cabina de panal blindados.

Diagrama de atenuación del apantallamientoEl debilitamiento de los campos a través del armario se muestra en el siguiente diagrama de atenuación de apantallamiento, en una escala logarítmica a través de la frecuencia:

  • 20 dB de atenuación de apantallamiento supone un debilitamiento de factor 10
  • 40 dB de atenuación de apantallamiento supone un debilitamiento de factor 100
  • 60 dB de atenuación de apantallamiento supone un debilitamiento de factor 1000
  • Y así sucesivamente…

La base para la realización de los diagramas son las mediciones de atenuación de apantallamiento, realizadas según las normas de comprobación (EN 61000-5-7, VG 95 373 parte 15). Ver aquí otros diagramas de atenuación de apantallamiento.

RITTAL
Con más de 50 años de experiencia, RITTAL lidera globalmente el desarrollo de soluciones en los campos de armarios de distribución, distribución de corriente, climatización, infraestructuras TI, así como software y servicio (soluciones a medida para prácticamente cualquier sector).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *